Actualización de las consecuencias del COVID-19 en el Comercio Exterior en México.

Las autoridades mexicanas aún no han manifestado cuáles serán las medidas oficiales que serán implementadas en aduanas y puertos para controlar el contagio del COVID-19, en relación con el comercio exterior. Sin embargo, podemos analizar las políticas de control que han tomado diversos países en fases avanzadas de la pandemia al respecto.

Las políticas de contención del COVID-19 implementadas por China a inicios de este año, cuando surgió el virus, consistieron en aplicar un bloqueo a las exportaciones, lo cual ha repercutido en gran medida en el comercio exterior global. Concretamente, ha afectado en gran medida a la zona de América Latina, ya que China es el destino de una gran cantidad de exportaciones provenientes de esta región. El índice de importaciones chinas se desplomó hasta por un 17% en el primer bimestre a nivel mundial.

Tal y como una variedad de economistas lo ha manifestado, el impacto del COVID-19 llega principalmente por dos vías: en los sectores en los que China es uno de los principales importadores, hay una reducción en los precios de las materias primas debido a una caída de las compras y a las dificultades para exportar. En los casos en los que China es un importante proveedor, hay retrasos en las entregas y algunos fabricantes buscan nuevos proveedores, con una baja tasa de éxito debido al avance de la pandemia y la creciente dificultad de encontrar nuevos proveedores.

En cuanto a Estados Unidos, el Presidente Donald Trump aclaró que en aras de no perjudicar la economía de su nación, las restricciones aplicadas hasta el momento, consistentes en cerrar las fronteras americanas a los vuelos comerciales provenientes de Europa, será aplicable únicamente para efectos de detener la entrada de personas y no así de bienes, lo cual es beneficioso para nuestro país, que también tiene una estrecha relación comercial con Estados Unidos tanto en importaciones como en exportaciones.

De acuerdo con lo manifestado por la Comisión Macroeconómica de la Unión Europea, “el impacto económico del COVID-19 variará según las industrias y las empresas, dependiendo de una serie de factores, incluida la exposición a China como fuente de insumos, la posibilidad de cambiar a proveedores alternativos y la existencia de inventarios o la dependencia del tiempo de procesos de producción”.

En principio, aún no hay estudios conclusivos sobre la posibilidad de contagio por medio de mercancías, bienes o ganado, ni información acerca de cómo determinar una sospecha de contaminación, por lo que habría que seguir atentos a los comentarios de las autoridades al respecto. Ante este entorno, todas las operaciones de comercio exterior seguirán llevándose a cabo de manera regular.

En caso de tener alguna duda adicional, no dude en contactarnos.:

Joaquín Vega Martínez

Socio

joaquin.vega@vegaguerrero.com

T. +52 55 8881 8656 Ext. 440

Melissa A. González G.

Asociada

melissa.gonzalez@veaguerrero.com

T. +52 55 8881 8656 Ext. 333

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *